Emisores térmicos: ventajas y factores que debes tener en cuenta

Los emisores térmicos de bajo consumo son una forma eficaz de calentar una vivienda. Básicamente, son un sistema de calefacción que utiliza la energía eléctrica para producir calor.

La eficiencia energética es una preocupación primordial para muchas personas. En el pasado, tradicionalmente se usaba energía de combustión para calentar los hogares, pero hoy en día la mayoría utiliza calefacción eléctrica de bajo consumo.

Por lo general, se considera que es más eficiente energéticamente que otros tipos de sistemas de calefacción. Tienen una menor huella de carbono y su mantenimiento es más económico.

En este artículo voy a exponer qué ventajas tienen los emisores de calor eléctricos de bajo consumo, y qué factores debes tener en cuenta antes de comprarte uno.

¿Cuáles son las ventajas de los emisores térmicos de bajo consumo?

Los emisores térmicos aportan diversos beneficios y ventajas sobre otros tipos de calefacción más tradicionales, como el gas natural u otros combustibles. Veamos algunas de ellas.

Fácil instalación y funcionamiento

El proceso de instalación es muy sencillo. Todo lo que tienes que hacer es colocar unos soportes atornillados a la pared, enchufarlo a la red eléctrica, configurar la temperatura deseada y encenderlo.

Cuando el dispositivo está encendido, va regulando su potencia automáticamente hasta conseguir la temperatura ambiente deseada.

El funcionamiento de este tipo de radiadores es muy sencillo, ya que suelen incorporar un panel LCD que muestra toda la información de forma clara.

Desde el panel, indicas la temperatura a la que quieres estar y el termostato del emisor eléctrico se encarga del resto.

Más sencillo imposible.

Bajos costes de mantenimiento

Los bajos costes de mantenimiento de la calefacción eléctrica se deben al hecho de que no hay partes móviles que se rompan, por lo que no hay nada que reemplazar.

Todo lo que necesitas es un electricista para instalar el sistema de calefacción y funcionará durante años sin ninguna reparación.

No suelen tener averías.

Tampoco precisan de una limpieza periódica. Es suficiente con que pases un plumero o paño seco al inicio de la temporada de invierno.

emisores térmicos

Consumo responsable y eficiente

Los emisores eléctricos de bajo consumo suelen incluir un programador para ajustar las horas de encendido a nuestras necesidades durante el día. Esto te permite consumir energía sólo cuando realmente es necesario.

Controlando las horas de encendido puedes mantener la casa a buena temperatura cuando interese, incluso por estancias.

Por ejemplo, por la noche podrías calentar únicamente los dormitorios, y no malgastar energía en el resto de la casa que permanece vacía durante horas.

Además, mediante un termostato se detecta la temperatura de la habitación, y cuando se alcanza la temperatura deseada el sistema de calefacción deja de consumir energía.

Otro aspecto interesante, que contribuye a la eficiencia de este sistema, es que los calefactores eléctricos de bajo consumo siguen irradiando calor durante algunas horas después de apagarlos.

Ecológicos

A diferencia del calentamiento por combustión que genera humo, olores y otros contaminantes del aire, estos calentadores eléctricos no generan emisiones nocivas.

Por tanto, no son perjudiciales para el medio ambiente. Cero emisiones.

Calor agradable y confortable

Tanto el calentamiento por conducción como el de radiación no resecan el ambiente. En cambio, los calefactores que funcionan por convección o ventilación, al calentar el aire, sí reducen la humedad.

Por este motivo, los emisores térmicos de conducción o radiación, debido al sistema de calentamiento que los caracteriza, generan un calor homogéneo que cubre todo el espacio, sin crear zonas diferenciadas de aire frío y caliente.

Esto hace que la sensación de calor sea agradable y confortable, y que se distribuya de manera uniforme por toda la habitación.

Control digital y Wi-Fi

Por un lado, desde el display del dispositivo puedes programarlo para que se encienda y se apague a las horas que interesa, así como controlar el termostato para indicar la temperatura deseada.

Además, el uso del control Wi-Fi en la industria de la calefacción se ha vuelto muy popular. Esto se debe a que nos permite controlar de forma remota nuestro sistema de calefacción desde cualquier parte del mundo.

O sentado en el sofá, sin necesidad de levantarse y ajustar la temperatura cada vez que hace frío.

Sólo necesitas tu teléfono móvil y una aplicación sencilla de utilizar.

Por otro lado, hay sistemas avanzados que permiten optimizar mejor el uso de la calefación en el hogar.

Por ejemplo, con domótica se podría tener en cuenta si las ventanas están abiertas para desconectar los radiadores, o con detectores de presencia se podría dar instrucciones diferentes si hay alguien o no en la habitación.

control por wifi de la temperatura

Factores a tener en cuenta a la hora de elegir emisores térmicos de bajo consumo

Existen muchos tipos diferentes de radiadores eléctricos de bajo consumo. Cada uno de ellos tiene su propio conjunto de ventajas y desventajas.

En este artículo no vamos a profundizar en las características de todos ellos, lo que sí me parece interesante es darte algunas recomendaciones para ayudarte en la elección de emisores térmicos para tu casa.

A la hora de decidirse por uno u otro, es importante que tengas en cuenta una serie de factores como el tamaño de la habitación, el tiempo de uso, y la temperatura deseada.

Tamaño de la habitación

En función del espacio que quieras cubrir deberás escoger un emisor más o menos potente.

Por experiencia, te diría que suelen necesitarse unos 80 o 100 vatios por cada metro cuadrado que tenga el espacio que quieres calentar.

Por ejemplo, para una habitación de 10 metros cuadrados, necesitarías un emisor de entre 800 y 1.000 vatios de potencia.

A partir de 15 metros cuadrados es recomendable que instales dos o más radiadores, que sumen entre todos la potencia total que necesitas. Esto ayudará a que el calor se reparta mejor por todo el espacio.

Aunque estas recomendaciones dependerán del nivel de aislamiento de la vivienda, y de las temperaturas mínimas que suele haber en el exterior.

Tiempo de uso

Por otro lado, es importante considerar durante cuánto tiempo vas a usar la calefacción. Es decir, si será en un periodo reducido del día o, de lo contrario, estará encendida durante muchas horas seguidas.

Si la vas a encender en periodos cortos, de 1 o 2 horas, te conviene que optes por emisores térmicos secos. Este tipo de emisores se recomiendan para lugares que tengas que calentar en poco tiempo. Son de calentamiento rápido.

En cambio, si tienes intención de conectar los emisores entre 5 y 8 horas diarias, los emisores de fluido son más eficientes. Este tipo de emisores son ideales para calentar una habitación durante un tiempo más prolongado.

Por último, en el caso de que supere las 8 horas al día, la mejor opción es un emisor cerámico, aunque tarda más en calentarse tiene una mayor inercia térmica y se optimiza mejor la energía que consume.

Temperatura deseada

En función de la temperatura que quieras alcanzar en el interior del hogar, y de una serie de factores que veremos a continuación, necesitarás más o menos potencia.

Es recomendable establecer una temperatura ambiente entre 19ºC y 21ºC para mantener un equilibrio entre confort y consumo.

En cualquier caso, para conseguir esa temperatura óptima hay que tener en cuenta los sigiuentes factores condicionantes:

  • Las dimensiones del espacio que quieres calentar. Cuanto más amplio sea mayor debe ser el número de elementos de aluminio del emisor eléctrico.
  • La capacidad de aislamiento de la vivienda. Según el tipo de paredes, techos, ventanas… será necesaria una potencia u otra para conseguir la temperatura deseada. Cuanto peor sea el aislamiento más costará calentar las estancias.
  • La zona geográfica en la que vivas. No es lo mismo una zona costera en el mar Mediterráneo que una población de interior que esté en la montaña. Si las temperaturas en invierno son muy bajas necesitarás más potencia.
  • La orientación de las fachadas principales de tu vivienda. La orientación de un edificio es uno de los aspectos más importantes cuando se trata de eficiencia energética. Cada orientación tiene su propio conjunto de ventajas y desventajas. Por ejemplo, la orientación Sur es más eficiente en términos de conservación de calor, pero necesita más energía para otros usos. La orientación Este requiere menos exposición solar que las otras dos orientaciones, lo que es ventajoso en periodos de calefacción.

Conclusión: los emisores térmicos de bajo consumo tienen muchas ventajas

Para la mayoría de las personas, la calefacción representa aproximadamente la mitad de su factura total de energía, y el resto se destina a la iluminación, la cocina y el uso de electrodomésticos.

Si quieres reducir la factura de la luz, te conviene adecuar el sistema que calor que empleas en tu casa, y los emisores térmicos es el sistema de calentamiento más utilizado en los hogares modernos.

Se estima que estos dispositivos pueden reducir el consumo de energía en un 20%.

Además, son asequibles y fáciles de mantener.

Son muchas las ventajas de tener un emisor de calor energéticamente eficiente en el hogar: son fáciles de instalar, no necesitan mantenimiento, sencillos de usar, se adaptan a cada ritmo de vida, son eficientes gracias a su programación y termostatos, tienen una larga vida útil, etc.

Emisor térmico recomendado

emisor térmico cecotec

Emisor térmico de 10 elementos de aluminio. Gracias a su diseño ultrafino podrás instalarlo en cualquier parte de tu hogar.

Bajo consumo de 1500 W, que te ayudará a ahorrar en tu factura anual de la luz con la máxima eficiencia. Es capaz de calentar 20 m² de forma rápida y eficiente, manteniendo la estancia a una temperatura constante.

3 modos: día, noche y el neverfrost. Incluye pies y soporte para pared para que puedas instalarlo en el lugar de tu hogar que desees.

Temporizador para poder programarlo 24 horas los 7 días de la semana, transcurridas las cuales se apaga de forma automática. Security System: rejilla de seguridad que impide el acceso al interior del emisor térmico.

Pantalla LED y mando a distancia intuitivo, práctico y fácil de utilizar. Protección contra sobrecalentamiento que se detiene automáticamente para evitar daños en el calefactor y la estancia.

Quizá te interese leer…

  • Bombillas LED: qué son y cuáles son sus ventajas
    Cualquier profesional de la electricidad conoce la gran cantidad de ventajas que tienen las bombillas LED frente a las convencionales. Existen lámparas LED de muchos tipos, en forma de cinta, plafones, tubos… y un amplio abanico que sirven para reemplazar a las antiguas bombillas incandescentes, de bajo consumo o tubos … Leer más
  • Emisores térmicos: ventajas y factores que debes tener en cuenta
    Los emisores térmicos de bajo consumo son una forma eficaz de calentar una vivienda. Básicamente, son un sistema de calefacción que utiliza la energía eléctrica para producir calor. La eficiencia energética es una preocupación primordial para muchas personas. En el pasado, tradicionalmente se usaba energía de combustión para calentar los … Leer más
  • 5 tips que debes tener en cuenta para contratar un buen electricista
    A la hora de contratar al electricista adecuado, hay algunos aspectos que debes tener en cuenta antes de tomar una decisión. Ante la necesidad de contratar un electricista es muy habitual que surja la duda de cuánto cuesta por hora. Sin embargo, el precio por hora no es el único … Leer más