Chimenea eléctrica con calefacción: ventajas y desventajas

Cuando llega el frío es cuando nos acordamos de la calefacción, y uno de los elementos que más popularidad está ganando en los últimos años es la chimenea eléctrica.

Este tipo de calefacción está diseñada para crear un ambiente cálido y bonito a la vez. No cabe duda que las chimeneas eléctricas son un buen elemento decorativo, y que dan un toque acogedor a las estancias donde se instala.

Pero ¿por qué son cada día más populares? ¿Cuáles son sus ventajas e inconvenientes? En este artículo te daré mi opinión sobre las chimeneas eléctricas con calefacción.

Ventajas de las chimeneas eléctricas con calefacción

Este tipo de calefacción tiene una serie de ventajas que la convierten en una alternativa interesante. Veamos cuáles son.

Amplia variedad de diseños

En la actualidad, existen multitud de modelos de chimeneas eléctricas. Las hay de diferentes colores, materiales, tamaños, formas, etc.

Esto brinda la posibilidad de escoger el modelo que mejor se adapte a las necesidades decorativas de tu casa.

chimenea eléctrica modelo tagu

Fácil instalación

En general, la instalación de las chimeneas eléctricas es sencilla. No necesitas la intervención de un profesional, sino que puedes instalarla tú mismo.

Basta con seguir las instrucciones que se indican en el manual de montaje.

Salvo en el caso de las chimeneas eléctricas que van empotradas en la pared, que necesitarás realizar obra para dejar un hueco donde ensamblarla.

Ocupan poco espacio

El tamaño suele ser bastante reducido, poco más que un radiador eléctrico convencional. Por lo que puedes aprovechar cualquier espacio donde instalarla.

Aunque también existen modelos que incorporan repisa, mueble de almacenaje o estanterías. En estos casos, las dimensiones son un poco mayores, sin embargo, puedes dotarlas de otras funcionalidades que te sean útiles. Por ejemplo, para colocar libros.

No requieren salidas de humo ni tuberías

La mayoría de viviendas no vienen con instalación de salida de humo, por lo que se hace muy difícil y costoso optar por una chimenea de leña o gas, porque estas necesitan eliminar los gases residuales que genera la combustión.

En cambio, las chimeneas eléctricas tienen la ventaja de poder instalarlas en cualquier vivienda, ya sea propia o de alquiler, porque funcionan con electricidad. Por tanto, lo único que necesitas es un enchufe o punto de luz.

Son muy duraderas

El único mantenimiento que requieren este tipo de calefactores es la bombilla que ilumina las flamas que simulan el fuego. Aunque pueden durar años.

A diferencia de las chimeneas de leña o gas, que tienen una cámara de combustión, las eléctricas tienen una estructura sencilla y robusta.

Eso sí, fíjate en la calidad de los materiales que está hecha, ya sabes que lo barato sale caro. Mi recomendación es que busques primeras marcas, seguro que su durabilidad es mayor.

Control remoto

Hoy en día, la mayoría de chimeneas eléctricas vienen con mando a distancia, con pantalla LCD, que permite controlar las diferentes funciones del aparato.

Por ejemplo, puedes encender sólo el efecto visual de las flamas, pero no la calefacción. De este modo, tiene una función decorativa, generando un ambiente cálido a la estancia, sin necesidad de calentar la habitación.

Algunas chimeneas vienen con sonido, para simular el crujido de los troncos cuando están ardiendo. Desde el mando puedes activarlo o silenciarlo.

Buena movilidad

Otra de las ventajas de este tipo de calefacción es que es portátil. Al ser tan fáciles de montar y desmontar no da pereza cambiarla de estancia si en algún momento necesitas hacerlo.

Evidentemente, esto no es viable en las que van empotradas en la pared, me refiero a las que son móviles.

Eficientes en el consumo energético

Lo normal es que vengan con termostato, y se pueden programar para que se enciendan y apaguen automáticamente en función de la temperatura de la habitación.

En función del espacio que tengas que calentar, puedes dar más o menor potencia, para regular el consumo.

Esto es otra de las grandes ventajas de las chimeneas eléctricas con calefacción, su regulación, algo que no puedes hacer con las tradicionales de leña.

chimenea electrica modelo castleton

Ecológicas

Aunque consumen electricidad, el impacto que generan en el medio ambiente es mucho menor que las chimeneas de gas o leña, que producen gases tóxicos residuales como el dióxido y monóxido de carbono.

La energía eléctrica es más limpia que la combustión.

Seguridad

No tienen riesgo de lesionarse por quemaduras, algo que da seguridad cuando hay niños en casa.

Tampoco hay peligro de intoxicación por humos en el interior del hogar.

Precios asequibles

El rango de precios medios ronda los 100 y 400 euros. En comparación con otras alternativas de calefacción es muy similar.

Si lo comparas con las chimeneas clásicas, las eléctricas son mucho más económicas.

Desventajas de las chimeneas eléctricas con calefacción

Aunque, como ocurre con cualquier otro elemento, también tienen sus inconvenientes. Veamos algunos de los más destacables.

Son simuladores

Es evidente que no es lo mismo una chimenea de leña de verdad que una que simula serlo.

Aunque la calidad de las flamas y llamas generan un efecto muy realista, no es un encendido real, por lo que la experiencia no es tan placentera.

Consumo eléctrico

Necesitan corriente eléctrica para su funcionamiento, por lo que si se va la luz te quedas sin calefacción. La solución pasaría por tener un sistema de respaldo, que genere energía en caso de que se interrumpa la alimentación general.

Bueno, otro aspecto a tener en cuenta es el alto precio de la luz.

Para que no suponga un verdadero problema para tu factura de la luz, tendrás que ver la potencia eléctrica de la chimenea, las dimensiones del espacio que quieres calentar, las horas en las que necesitas encenderla (hora valle/punta), y la climatología del lugar donde esté ubicada la vivienda.

En función de esos factores, valora si es una buena opción.

Instalaciones más complejas

Hasta el momento, hemos hecho referencia a chimeneas eléctricas sencillas de instalar, pero hay casos en los que requieren obra o la intervención de un electricista profesional.

Cuando hay que hacer reforma en el hogar, o necesita ampliar la potencia contratada, es mejor ponerse en manos de profesionales que te guíen y asesoren en su instalación.

Mi opinión sobre las chimeneas eléctricas con calefacción

En este artículo he expuesto las ventajas y desventajas de las chimeneas eléctricas con calefacción.

Aunque se están ganando un hueco en muchos hogares, porque son fáciles de instalar, seguras y relativamente asequibles, también has de escoger la que mejor se adapte a tus necesidades.

Lo bueno es que hay una amplísima gama de modelos, colores, y calidades. Por lo que es fácil encontrar una que encaje con tu hogar.

En cualquier caso, asegúrate de controlar el consumo eléctrico, para evitar sustos en la factura de la luz.

Quizá te interese leer…

  • Bombillas LED: qué son y cuáles son sus ventajas
    Cualquier profesional de la electricidad conoce la gran cantidad de ventajas que tienen las bombillas LED frente a las convencionales. Existen lámparas LED de muchos tipos, en forma de cinta, plafones, tubos… y un amplio abanico que sirven para reemplazar a las antiguas bombillas incandescentes, de bajo consumo o tubos … Leer más
  • Emisores térmicos: ventajas y factores que debes tener en cuenta
    Los emisores térmicos de bajo consumo son una forma eficaz de calentar una vivienda. Básicamente, son un sistema de calefacción que utiliza la energía eléctrica para producir calor. La eficiencia energética es una preocupación primordial para muchas personas. En el pasado, tradicionalmente se usaba energía de combustión para calentar los … Leer más
  • 5 tips que debes tener en cuenta para contratar un buen electricista
    A la hora de contratar al electricista adecuado, hay algunos aspectos que debes tener en cuenta antes de tomar una decisión. Ante la necesidad de contratar un electricista es muy habitual que surja la duda de cuánto cuesta por hora. Sin embargo, el precio por hora no es el único … Leer más