Creciminiento de la producción anual del metal.

Valencia, 19/02/2014.- El metal de la Comunidad Valenciana saldó 2013 con un incremento del 9,2% de la actividad productiva, frente al descenso del -0,7% que acusó la producción española. Según destaca el Informe de Coyuntura del sector metalmecánico de la Federación Empresarial Metalúrgica Valenciana (FEMEVAL), se trata del primer cierre anual en positivo desde 2008 que logran todos los subsectores industriales, excepto en el material eléctrico.

Aunque este repunte de la actividad es significativo, el metal continúa mostrando signos de polarización. Así, y ante una industria en vías de recuperación gracias a las exportaciones, el comercio, servicios y ventas y reparación de automóvil siguen acusando señales de debilidad debido a su dependencia del mercado interno.

Esta situación está dificultando la generación de empleo neto positivo, como lo demuestra la disminución del 3,9% del número de puestos de trabajo en casi todos los subsectores en el último trimestre del año respecto al anterior, y el que el metal cerrara el ejercicio con un total de 151.875 ocupados frente a los 157.400 de 2012. Como contrapartida destaca el aumento del 4,9% del comercio al por mayor del metal, que terminó el año con 2.600 empleos más.

 

Para el presidente de FEMEVAL, Vicente Lafuente, “este desequilibrio entre el crecimiento de los índices de producción y empleo evidencia un cambio en las estrategias de gestión de las empresas. Un replanteamiento en su forma de hacer que les ha permitido incrementar sus cuotas de productividad a pesar de  la reducción de plantillas, de la falta de liquidez y de las excesivas cargas impositivas. Los empresarios están equilibrando sus recursos con la demanda del mercado, mejorando el rendimiento de cada trabajador y de cada hora de trabajo, para poder producir más barato, más cerca y de forma más eficiente y responsable. Y cuando esto sucede se gana en competitividad”.

El informe de la patronal del metal subraya, una vez más, el buen comportamiento de las exportaciones, que en los primeros once meses de 2013 crecieron un 23,7%. Destaca el incremento del 79% en la exportación de material aeroespacial, así como la escalada de Estados Unidos, México, Bélgica o Alemania como mercados de destino.

Por su parte, la confianza de los empresarios en la situación del sector se situó en 4,8, un indicador que vuelve a suspender tras el aprobado alcanzado en el tercer trimestre después de dos años, lo que demuestra que la recuperación aún no está consolidada. No obstante, las expectativas apuntan a un primer trimestre de 2014 mejor que los anteriores.


EMPRESAS QUE PRODUCEN MÁS CON MENOS RECURSOS

La actividad productiva del metal creció un 15,6% de octubre a diciembre respecto al trimestre anterior. Por sectores industriales, destaca el excelente comportamiento de la fabricación de material de transporte que ha incrementado su producción anual en un 31,1%, seguido del aumento del 2,4% y del 1,3% de la maquinaria y equipo mecánico y la metalurgia y fabricación de productos metálicos, respectivamente. La fabricación de material eléctrico cayó en un 5%. 

Según el informe de FEMEVAL, esta ligera recuperación del índice de producción industrial se ha visto eclipsada por un sector que todavía no tiene la suficiente capacidad para generar empleo neto positivo. Así lo corrobora la pérdida de 5.925 puestos de trabajo de octubre a diciembre de 2013 respecto al trimestre anterior, periodo en el que se generaron 4.800 empleos. En términos interanuales, suponen 5.525 empleos menos que los registrados a finales de 2012.

La industria cerró el ejercicio con 75.075 empleos. Esto supuso una disminución del 3,1% (2.425 trabajadores menos) que los registrados de julio a septiembre, y una variación del -4,6% respecto al cuarto trimestre de 2012, que se traduce en 3.625  puestos de trabajo menos.

El descenso en el sector de instalaciones fue del 6,3% (34.800 ocupados a finales de septiembre frente a los 32.600 actuales), aunque en términos interanuales este indicador se ha mantenido al descender sólo en 200 los puestos de trabajo respecto a 2012. El peor dato lo registraron la venta y la reparación del automóvil que con un descenso del 9,1%, han pasado de 25.200 trabajadores en el tercer trimestre a los 22.900 de finales del ejercicio.

El mejor registro lo obtuvo el comercio al por mayor del metal al crear 2.600 puestos de trabajo en 2013, lo que le permitió cerrar el año con 21.300 trabajadores y con un incremento del 4,9% más que en el tercer trimestre. Se trata de la primera vez desde el inicio de la crisis que el número de empresas que aumentaron la plantilla superaron al que la redujeron.

 

MÁS DE 7.200 MILLONES DE EUROS EN EXPORTACIONES

Las exportaciones continuaron su tendencia al alza. El incremento en estos once primeros meses de 2013 fue del 23,7%, y se alcanzó una cifra de negocio de 7.235 millones de euros. En términos absolutos supusieron cerca de 1.400 millones de euros en exportaciones más que el año pasado. Que ya representa más del 33% de todas las exportaciones realizadas en la Comunidad Valenciana.

Las exportaciones de vehículos automóviles registraron incrementos superiores al 61%, y del 79% en el caso del material aeroespacial, frente al descenso del 22% de los aparatos de alumbrado. El resto de productos metalmecánicos más exportados fueron las máquinas y artefactos mecánicos, seguidos por la maquinaria y material eléctrico y las manufacturas de fundición, hierro y acero.

Las exportaciones a la zona Euro se recuperaron, gracias a los vehículos automóviles, y continuaron aumentando a buen ritmo aquellas con destino a Estados Unidos, Bélgica y México.Como factores limitadores de la actividad, la debilidad de la demanda interna y las dificultades de financiación y tesorería continuaron en los primeros puestos. A estos indicadores se les une la morosidad y los largos plazos de pago, así como la dificultad de acceso a financiación externa.El sector de las instalaciones y el de reparación del automóvil siguieron acusando la competencia desleal y la economía sumergida como obstáculos a su actividad.

VALORACIÓN POR SUBSECTORES DEL METAL

La mejor valoración de la situación, con un 5,7, la ofreció la industria que continua su tendencia ascendente, así como el comercio que con un 5, otorgó el primer aprobado desde junio de 2011. Por el contrario, la venta y reparación de automóvil retoma valores negativos con un 4,4. Las instalaciones descienden también al valorar la situación con un 4,6.

De octubre a diciembre bajaron las ventas en la venta y reparación de automóvil respecto al trimestre anterior, y el subsector de instalaciones empeoró su actividad. La industria reportó un ligero aumento de sus ventas y el comercio del metal las mantuvo.

 

EXPECTATIVAS DISPARES PARA 2014

Según la encuesta de FEMEVAL, los empresarios ofrecen una visión menos negativa de la situación del sector para el primer trimestre de este año, y estiman una mejora de las previsiones.Se espera que las compras de la industria y el comercio aumenten y que las ventas continúen descendiendo, aunque a menor ritmo que en periodos anteriores. Las expectativas de inversión mantienen su tendencia alcista.

Por subsectores, el comercio augura unas excelentes expectativas a las que se suman las de la industria que espera una mejora respecto a trimestres anteriores. Por contra, las instalaciones esperan un ligero empeoramiento de la actividad como consecuencia de una cada vez mayor presencia de economía sumergida. Asimismo las previsiones en la venta y la reparación del automóvil no son positivas, al apuntar cada vez más empresas hacia un estancamiento, sin mejoras o empeoramientos destacables.

 

http://www.femeval.es/comunicacion/Paginas/Thursday635284985461206130.aspx

Volver a noticias