La factura eléctrica subira un 16% este trimestre.

Se acabó lo que se daba. Si bien el recibo de la luz ha experimentado un descenso en lo que va de año, esta tendencia va a cambiar en pleno verano. Este es el problema del nuevo sistema de factura eléctrica, que aunque haya evolucionado con bajos precios en la primera parte del año, ahora encara su etapa más cara del ejercicio. Según los datos que arroja el mercado de futuros, la luz subirá entorno a un 16% este recién estrenado trimestre en comparación con los últimos tres meses del año./p>

Y es que el mercado de futuros es el espejo del mercado diario de electricidad (pool), que desde el pasado mes de abril es la referencia para las tarifas reguladas (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor), a las que están acogidos a 15 millones de usuarios. A su vez, a este mercado también están ligados la mayor parte de los contratos del mercado libre, que ya suman 9 millones de clientes domésticos.

Este alza en el tercer trimestre viene motivado por un aumento en el término de energía en un 32%, debido a la climatología que en esta época del año suele auspiciar un incremento de los precios por la menor eolicidad e hidraulicidad.

El aumento del término de energía afecta en un 50% aproximadamente al precio final del recibo, con lo que la factura registrará un incremento medio del 16% en los próximos tres meses, siempre que se cumplan las previsiones del mercado de futuros.

Esta tendencia alcista ya ha comenzado a ser perceptible. Aplicado al recibo de la luz y utilizando la calculadora Lumios, que ha puesto en marcha Red Eléctrica en su página web, el precio del kilovatio hora ha sufrido un incremento del 4,3% de mayo a junio, al pasar de 0,155 euros por kilovatio a 0,120 euros en tan sólo un mes.

Devoluciones

De esta manera, las devoluciones que tendrán que hacer las eléctricas por los primeros meses quedarán absorbidas por este desmesurado aumento del precio de la energía.

Las compañías eléctricas tienen que refacturar la energía de los seis primeros meses del año porque la realidad del mercado ha estado por debajo del precio intervenido por el Gobierno de 48,48 euros por megavatio hora. El Ministerio de Industria decidió intervenir el mercado eléctrico el pasado mes de diciembre, cuando la subasta Cesur (sistema utilizado desde 2009 para decidir trimestralmente las tarifas eléctricas) arrojó un alza del recibo del 11% para el primer trimestre de 2014.

Por ello, Industria aprobó un nuevo mecanismo que estuviera ligado al mercado diario y acabara con los intermediarios financieros.

Mientras las eléctricas se adaptaban a la nueva situación, el Ministerio fijó un precio transitorio de 48,48 euros para el primer semestre. Pero la evolución real ha estado por debajo de este valor. En concreto, el pool registró un precio de 26 euros en el primer trimestre y de 40 euros por megavatio en el segundo trimestre.

De esta manera, la media de esta devolución por los seis primeros meses no llega a los 30 euros y se tendrá que ingresar antes del 31 de agosto en las sucesivas facturas.

Comienza el nuevo recibo

Las compañías comienzaron a aplicar oficialmente el nuevo sistema de facturación diario el 1 de Julio y, por tanto, se cobrará ya los precios reales del pool.

Este cambio de facturación ha supuesto un esfuerzo titánico para las eléctricas, que han tenido que adaptar todos sus equipos informáticos y han afrontado un esfuerzo presupuestario de unos 100 millones de euros. La intención del Ministerio de Industria es que el recibo de la luz se pueda facturar de forma horaria y de acuerdo al consumo de cada hora. Sin embargo, para ello es necesario un mayor despliegue de redes y contadores inteligentes, que permitan las conexiones y telegestiones remotas.